Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Saturday, 9 February 2013

Informativo semanal desde Grecia #18 - 09 Febrero 2013



1. Torturas de la policía griega 

El sábado, 2 de febrero, la policía arrestó a cuatro personas de entre 20 y 25 años de edad, en Velventó de Kozani, como sospechosos de robos y vinculación a la organización terrorista "Células de Fuego". En su posesión se encontraron armas de tipo AK-47. Los arrestados, que dejaron claro que sus afinidades políticas están ubicadas en la anarquía, fueron llevados a la comisaría, donde fueron torturados y humillados durante cuatro horas, causándoles lesiones graves, sensación de vértigo, y moratones visibles. Sin embargo, los detenidos no fueron trasladaron al hospital, sino a la sede de la policía de Ática, donde permanecieron durante varias horas privados contacto con sus abogados o familiares. Luego, la policía publicó en su página web sus imágenes, obviamente retocadas para ocultar las lesiones. Los familiares que pudieron verles después de horas, se quejaron de la tortura que habían sufrido los arrestados mientras estaban esposados y sin oponer ninguna resistencia. Según las denuncias, cuando finalmente los detenidos, gravemente heridos, fueron trasladados al hospital, durante todos los exámenes médicos y el tratamiento necesario estuvieron presentes agentes armados del cuerpo antiterrorista de la policía, que incluso hostigaron a los médicos. 

En una entrevista a un canal de televisión, el ministro de Orden Público admitió que las fotos habían sido retocadas "porque los detenidos tenían que ser reconocibles, ya que el propósito de la publicación de las fotos era si alguien les reconocía que presente más información a la policía." En realidad el Ministro estaba admitiendo que la paliza fue tal que los sospechosos detenidos no podrían ser reconocidos. 

Además, es especialmente grave el hecho de que el discurso de los medios de comunicación fuera el de justificar la tortura, alegando a la culpabilidad de los detenidos por robo y sus contactos con la organización terrorista, que no han sido probados todavía. 

Para más información sobre las torturas, los anuncios y los informes se pueden consultar las publicaciones de Amnistía Internacional (http://www.amnesty.org/en/news/greek-police-photoshop-away-signs-brutality-mugshots-2013-02-04) y la asociación griega para los Derechos Humanos (http://www.hlhr.gr/details.php?id=736). 

Mientras tanto, fueron admitidas a trámite las denuncias de un grupo de jóvenes antifascistas, que habían sido detenidos en septiembre durante una marcha con motos. En las querellas se denuncian torturas por parte de la policía mientras los arrestados estaban detenidos en el cuartel. El Ministro de Orden Público había cuestionado la veracidad de tales hechos y había amenazado de presentar una querella contra del diario británico The Guardian por haber publicado la información, una amenaza que nunca se materializó. 

2. Las amenazas a un periodista de la revista Unfollow 


En el nuevo número de la revista mensual Unfollow, que se distribuyó el 31 de enero, se publicó un reportaje monográfico sobre un caso de contrabando de petróleo, en el que están involucradas las empresas griegas Petróleos Griegos y Aegean Oil. Al día siguiente, el periodista responsable de la investigación, Lefteris Jaralambópulos, recibió una amenaza telefónica en su despacho en la sede de la revista. El interlocutor se identificó como el propietario de Aegean Oil, Dimitris Melissanidis. El número de teléfono desde el que se hizo la llamada telefónica, de hecho, pertenece a dicha empresa. La llamada duró 20 minutos. Durante la conversación, el periodista fue amenazado con una querella. Según explicó, el periodista hizo un esfuerzo para intentar calmar la situación, pero la reacción del interlocutor fue opuesta y acabó amenazando al periodista y a su familia. 

Los editores de la revista han pedido a las autoridades que asuman sus responsabilidades e investiguen la llamada, pero no han recibido respuesta hasta el momento. Por su parte, el sindicato de periodistas ESIEA lanzó un comunicado en el que hacía un llamamiento a las autoridades a proteger a los periodistas y la libertad de la prensa. Unos días más tarde, el mencionado el magnate negó que él hubiese sido el autor de la llamada. 

3. El caso de Konstantina Kuneva 

En la Navidad de 2008, la sindicalista de los trabajadores de limpieza Konstantina Kuneva fue atacada con ácido cáustico por personas no identificadas. Kuneva resultó gravemente herida, y durante el ataque su rostro quedó muy dañado, y perdió la visión de un ojo. Durante de la investigación sobre el caso se reveló que el ataque había sido orquestado esencialmente por el empleador, como represalia por su actividad sindical intensa. En concreto, Kuneva lideró la creación del sindicato de trabajadores de la limpieza, exigiendo mejores condiciones de trabajo y la aplicación de la legislación que sistemáticamente no se aplica. 

El martes 5 de febrero, cinco años después del ataque, el caso fue oído por un tribunal de Pireo. 

4. Movilizaciones de los agricultores 

El lunes 4 de febrero, los agricultores retomaron sus protestas, bloqueando carreteras en el norte de Grecia. Por un lado, cerca de 200 tractores se dirigieron a la autopista de Salónica a Serres, pero marcharon sin obstaculizar el tráfico y con una presencia policial discreta. El mismo día, otro grupo de tractores se concentraron en un lado de la carretera en el nudo de autopista en Larissa, también sin obstaculizar el tráfico. Sin embargo, según testigos, la policía bloqueó el acceso de vehículos y desvió el tráfico a calles laterales. Cuando algunos ciudadanos preguntaron por qué, la policía respondió que "ellos solamente ejecutaban órdenes". El martes se organizaron bloqueos en Creta también . 

Además, también el martes, 4 agricultores sindicales fueron condenados a penas de prisión de ocho meses por "impedir el tráfico", a causa de protestas similares que tuvieron lugar en 2008. 

5. Huelgas 

Las huelgas se han prolongado también esta semana. El 5 de febrero, los periodistas de los medios públicos hicieron huelga para protestar por la firma de los convenios colectivos. Los periodistas también han llevado a cabo una reunión en la sede de su sindicato, ESIEA. El martes decidieron continuar la huelga un día más. 

Por su lado, el 5 y 6 de febrero los estibadores llevaron a cabo una nueva parada de 48 horas, para exigir los salarios pendientes de cobrar del año pasado, la continuación de la cobertura de salud a través de su organismo de seguridad social, y la conservación los convenios colectivos. La huelga fue convocada después de que las negociaciones con el Ministro responsable de política marítima no haya dado sus frutos. El Ministro, a pesar de haberse comprometido a no hacerlo, impuso la movilización forzosa el martes, a raíz de lo cual los estibadores han decidieron ampliar la huelga hasta el viernes. La movilización forzosa comenzó el amanecer del miércoles. La confederación de los trabajadores en Grecia ha condenado la política autoritaria del Gobierno y convocó una huelga de 24 horas en toda la región de Ática (Atenas). El Centro de Trabajadores de Pireo también ha convocado una huelga de 24 horas el miércoles. El Sindicato de Estibadores estaba decido a continuar la huelga y llamó a los trabajadores para que no abrieran las cartas oficiales que les obligan a ir a trabajar. El martes, los estibadores realizaron una ocupación simbólica del puerto del Pireo. Centros de trabajadores de otras ciudades también convocaron una huelga en solidaridad, pero al final, el Sindicato de Estibadores decidió cancelar la huelga en los otros puertos, para centrar la lucha en el puerto del Pireo. 

Los conductores de autobuses y trolebuses hicieron el miércoles un paro laboral de 4 horas en solidaridad con los estibadores. La madrugada del miércoles, la policía intervino en la defensa de la huelga en el puerto que hacían los piquetes, pero la situación se normalizó unas horas después. El miércoles por la mañana, el Sindicato de Estibadores y el Sindicato del Partido Comunista hicieron una manifestación ante la sede del Ministerio de política marítima en Pireo, que fue bloqueada por la policía. El Ministro se negó a recibir a los huelguistas, aceptó sólo a la secretaria general del Partido Comunista, Aleka Papariga. La huelga de los estibadores finalmente se prolongó hasta el lunes. 

Por último, el Sindicato de Funcionarios y el Sindicato del Partido Comunista se han sumado a la convocatoria de una huelga de 24 horas en todo el país para el día 20 de febrero, como ya había hecho la Confederación de los Trabajadores de Grecia. Los trabajadores protestan contra la movilización forzosa y piden la restauración de los convenios colectivos. 

6. Manifestación de protesta por la muerte de otro inmigrante 

El día 1 de febrero, un vendedor ambulante senegalés murió electrocutado al caer a las vías de tren en Atenas, mientras trataba de escapar de la policía municipal en un control contra el comercio ilegal. 

El martes 5 de febrero, las asociaciones de inmigrantes, junto con asociaciones de jóvenes y movimientos de ciudadanos realizaron una protesta en Atenas, para denunciar esta muerte y protestar contra la política de inmigración del Gobierno y el maltrato que están sufriendo los inmigrantes.

No comments:

Post a comment