Creative Commons License This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Tuesday, 7 May 2013

La comisaría de Kalípoli: Un pequeño Guantánamo y sus pequeñas personas

Publicado por @csyllas, traducido del inglés por @beatricedeDante y revisado por @mpatman

Lo que viene a continuación es el relato de un testigo presencial, Yorgos Karystinós, después de una visita a la comisaría de Kalípoli en el Pireo el 3 de mayo del 2013.

"Hoy visité la comisaría de Kalípoli en El Pireo, después de que se me informara de que víctimas de Xenios Zeus (símbolo de la “hospitalidad”) la operación de barrido de inmigrantes sin papeles, realizaban allí una huelga de hambre. Si el recinto de Drapetsona se califica como calabozo, el recinto de Kalípoli es una jaula de confinamiento solitario. Imagínen: el reloj biológico de los presos está sin orden, porque no pueden decir cuándo es de día y cuando es de noche. La policía tuvo que hacer un agujero en el muro exterior de manera que pudieran mantenerse al día con lo que está pasando fuera.


Nosotros entonces tuvimos una discusión con los oficiales de policía, quienes admitieron, una vez más, que las condiciones de detención son inhumanas y que esta situación debe cambiar. Ellos dijeron que como seres humanos, no están de acuerdo con lo que está pasando, pero que como policías tienen que seguir las órdenes que reciban. Que deberíamos hacer algo, para impulsar el cambio, que los diputados deberían hacer algo, los abogados deberían hacer algo, etc

Debido a la Pascua, no dejaba de pensar en Poncio Pilatos, que en vez de liberar a Jesús, como él creía que era lo correcto, eligió crucificarlo porque era su deber ejecutivo y su función.

Así que le pregunté a estos policías, ¿Porqué no hacen algo ellos mismos?. ¿Porqué no hacen una pública denuncia de esta situación?. ¿Porqué no están a la altura de sus responsabilidades y porqué no se niegan a ejecutar órdenes que consideran inhumanas ?. ¿Por qué no hacen al menos una acción simbólica? Su respuesta fue que para hacer esto, ellos deben dimitir y entonces ...¿de qué alimentan a sus hijos?

He estado escuchando desde hace años, especialmente desde el inicio de la crisis, a las personas que no emprenden acciones decirme que no pueden hacer nada porque tienen una familia que cuidar. Que tienen hijos y no pueden permitirse el lujo de perder sus puestos de trabajo. Amigos y conocidos me ha estado diciendo esto. Periodistas y técnicos me dijeron esto cuando les pregunté porqué no estában luchando dentro de sus medios para que la verdad fuera escuchada. Policías y antidisturbios me han estado diciendo esto, cuando les he preguntado porqué no desobedecían las órdenes de golpear a la gente, cuando son plenamente conscientes de la situación.

(...)

En el otro extremo de la sociedad, hay unas pocas personas que se atreven a hacerlo, a pesar de que tienen hijos que alimentar. Los felicito, porque sus hijos crecerán para ser humanos con mayúsculas, al igual que sus padres antes que ellos. Tales seres humanos y tales familias me dan esperanza. (No son policías, por supuesto, no tuve suerte hasta ahora de encontrar esta clase de policías, pero estoy seguro de que existen y por estos es, ante todo, para los policías, para los que estoy escribiendo este texto, de modo que ellos esten a la altura a sus responsabilidades.) "

La brutalidad policial es un problema crónico y bien documentado en Grecia. Puede leer aquí un extenso informe de Amnistía Internacional en inglés sobre el asunto (octubre de 2012)

No comments:

Post a comment